inicio
Domingo, 04 Marzo 2012 10:42

We are La Suite Bizarre

Escrito por 
Valora este artículo
(13 votos)

Evento: La Suite Bizarre en Farándula (Algeciras)
Fecha: 03/02/2012

Pasaba una breve estancia programada en casa con la familia, por lo que decidí revisar que conciertos podría haber en esa fecha. Buscando entre las dos salas que suelen tener conciertos en mi ciudad, observé que había un grupo llamado La Suite Bizarre en Algeciras en la sala Farándula. Nunca había oído hablar de ellos, hasta que mirando en la página de Spyrorecords , escuché una de sus canciones. Al momento contacté con Antonio, preguntando por LSB. Simplemente me respondió: “Ve al concierto, es un grupo para ver su puesta en escena.” Por lo que intenté convencer a un amigo para que me acompañase, comprobando que mi poder que convicción era, al menos, eficaz en este caso.

Un par de días antes del concierto me dispuse a escuchar los dos discos de la banda, Extraordinary, Obscene, Violent y Sex Medicine. Es una banda como mínimo peculiar. Nos encontramos con una mezcla de sonidos muy particular, por lo menos para mí, nunca antes visto. Al escucharlos por primera vez las melodías te hacen moverte con un cierto contoneo, recordando a la música disco de los 80 y su inconfundible sonido electro. De este grupo se puede desglosar tanto la puesta en escena como la composición del grupo o sus vestimentas. Es una total desconocida en el ámbito nacional, pero con un recorrido que los abala y respalda. Han estado con su primer disco recorriendo países como Alemania e Inglaterra. Siendo finalistas del Villa de Bilbao, del Proyecto Demo-Benicassim, del Villa de San Adrián. Al terminar el concierto su trayectoria me sería confirmada de primera mano.

El concierto se hizo esperar, la gente llegó en cuenta gotas. Una hora más tarde de lo anunciado, comenzamos a volar en Sex Medicine. Al empezar el público estaba algo retraído, pero conforme la primera canción llegaba a su fin, el concierto iba tomando forma. Los asistentes comenzaban a danzar, cada canción que pasaba se entregaban más. No era para menos, el cantante se entregó como si no hubiese un mañana.

Lasuite

Es digno de desglosar el atuendo de los integrantes con su respectiva colocación. Al fondo encontramos a la encargada de las bases, sus vestimentas al estilo geisha no pasan desapercibidas a la mirada del público. Hacia el otro lado, el batería con gran sonrisa y chaleco negro adornado con prendedores variopintos. Tras el cantante, estarán el teclado y la violinista. El teclado irá con ojos pintados al más puro estilo rock de los 70 y unos tirantes. Posteriormente en una canción se transforma, con un casco de las mismísima Guerra de las Galaxias y un guante de brillantes blanco. Sinceramente, me pregunté desde que entré en la sala, para qué usarían ese casco que había en el escenario. La violinista sacaría sus máximos dotes con un vestido sicodélico en tonos rosa y morado, gafas de igual tonalidad, con un peinado que no se quedaría atrás. ¿Qué decir del vocalista? Al verlo, la imagen que me vino a la cabeza es la de Mario Vaquerizo. Todo vestido de negro, chaqueta y pantalones de pana negros. Tras eso se encontraba un pelo rizado despeinado, un chaleco que luciría en un par de canciones y una camiseta negra al más puro recorte “tijeretero” que tanto se luce.

Lasuite

El vuelo comenzó a acelerar y agitar cada vez más a todos los que nos encontrábamos allí. No era para menos, si a la anterior puesta en escena le añadimos una música totalmente pegadiza y los bailes del cantante, el resultado es brutal. Los contoneos de Alexandre, el movimiento de micro, los bailes al más puro estilo estrella del rock. Con esta mezcla era difícil no llevarse al público de calle. A mediados de la performance, los chicos bajaron del escenario, dejando a la violinista en un solo. Hubo un momento en el que bajaron a disfrutar de su público, el grupo al completo, bailando e infiltrándose entre los asistentes. El casco que antes mencioné, se haría parte de sala en alguna que otra canción. El teclado también tendría su momento haciendo alarde de su maestría. Tras despedirse, volvieron con tres canciones más entre ellas “We are La Suite Bizarre”. Todos tenemos un lado bizarro”, comentaba el intérprete. El sabor de boca que nos dejó el concierto es una mezcla de amargo chocolate con la consecuente adicción a tal, que provoca. Provocándonos para sacar ese lado más bizarro que guardamos con recelo.

La sala no se llenó pero estábamos en un agradable ambiente, fue un concierto bastante acogedor, entregándonos por completo a la banda. Al finalizar el concierto me acerqué a hablar con el vocalista, Alexandre, quería observar como era su trato con su público y que me explicase un poco su recorrido musical. Tras la conversación me fui con un grato sabor, tras esas pintas que lo revistes, había un hombre que era pura amabilidad.

Por Rocío Bohórquez

Leer 14167 veces Modificado por última vez en Miércoles, 14 Marzo 2012 23:55
Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal