inicio
Sábado, 27 Octubre 2012 03:35

Confesiones (y perversiones) de un artista de mierda

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Del cielo de Málaga, encapotado y cubierto de ráfagas tormentosas, nos refugiamos la noche del jueves en la Paris 15 Club, una Paris 15 que se “empequeñece” para crear momentos íntimos y cercanos en los que las confesiones fluyen de manera natural.

Iván Ferreiro esta vez en acústico, con su piano y con Amaro (el otro Ferreiro) a la guitarra. Saluda y nos hace una petición, respetar el silencio, nos invita a disfrutar “simplemente” escuchando. Y entonces “… y todas las miradas se centraron en mi voz…” y el público obedece y se deja llevar con Me toca tirar; Paraísos perdidos; Jet Lag y Tristeza. Y llegamos “a la zona sucia” esa que tiene que llegar en algún momento y que el ex Pirata prefiere pasar “cuanto antes”, canciones que hacen activar el karaoke (con el permiso concedido por Iván) entre el público y que hacen “escupir” la rabia contenida, porque esta zona sucia (Extrema Pobreza, Ciudadano A y Fahrenheit 451) está compuesta por canciones que duelen; “y repetimos los errores que si antes eran grandes ahora son enormes”;  “vendiendo Europa a los americanos”; “cerdos ignorantes sois unos hijos de puta”; porque son canciones con versos para cantar como si no hubiese un mañana. Y cuando ya lo hemos soltado todo, cuando te sientes sereno, llega la canción de amor más triste, donde un Iván Ferreiro se luce al piano y escribe lo bello del amor incluso cuando el dolor es su compañero. Canción de amor y muerte, seguida de N.Y.C (de la que Iván desconoce de que habla puesto que la escriba Amaro, su hermano, es motivo suficiente para cantarla) vuelven ha activar el silencio (solo roto por los murmullos del final de la sala y a otros mandando callar). Le siguen Santa Adrenalina; Mi furia paranoica; Toda la verdad y Rocco Sigfredi para seguir deleitándonos con tan buen hacer de los hermanos Ferreiro, poniendo el punto y a parte a la noche con El equilibrio es imposible, la primera que suena de Los Piratas. ¿Saldrá Santi Balmes de entre bambalinas cual saloncito de “Canciones de un artista de mierda”? Imposible, como imposible es que esto acabe aquí y ahora. Tras la marcha de Iván y Amaro el público se queda inmóvil, a la espera.

Con su vaso de vino y alzándolo a los presentes, Iván se sienta al piano y nos eriza la piel con Inerte y M, momento que hizo extasiar a más de uno. Es el momento de las perversiones, el momento en el que Iván se atreve con las de otros. Tras unos instantes de “votaciones”, el vigués acaba decidiéndose por tocar una de Calamaro, Crímenes perfectos, y se la dedica al lesbiano Julián, que entre bambalinas celebraba años. Como va bien de tiempo nos regala una de sus canciones favoritas preadolescencia, Destruye, de Ilegales. Y el público vuelve a tronar con Años 80 (esa canción que a pesar de sonar “diferente” me transporta al Café central de un conocido pueblo burgalés) y Promesas que no valen nada. Aparece Amaro para continuar con El viaje de Chihiro; Días azules y el final. Todos la esperaban, pero no todos sabían que aquellos acordes que sonaban, que aquellos versos que cantaba Iván llegarían hasta allí. Diecinueve, del grupo sevillano Maga, hizo de introducción a Turnedo. Con ella, con “dejemos que corra el aire y digámonos adiós” y con ese pellizquito ambiguo, que lo mismo te hace sentir dolor que irradiar felicidad, nos despedimos.

Los conciertos de Iván Ferreiro no son como eran  hacen unos años pero tampoco es necesario. Iván ya no es el de los bailecitos, el de los movimientos “espasmódicos”, ya no abusa del cable del micrófono pero tampoco es necesario. Ahora sentado al piano, copa de vino, alguna cana de más y muchos directos a sus espaldas Iván nos canta sereno, desgarrado. Nos vacía para luego llenarnos. Escuchar las letras (¡y las melodías!) del Sr. Ferreiro puede ser una buena terapia pues nos canta sobre el amor, sobre el dolor, sobre la vida. Escucharlas en directo es toda una medicina.

 

Por Dolo Poyatos  @dolopb


Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal