inicio
Martes, 07 Agosto 2012 20:44

Mario Díaz en la Azotea

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Evento: Ciclo Live The Roof MARIO DÍAZ

Fecha: 4 de Agosto de 2012

Lugar: Azotea del Hotel Málaga Centro.

Y aprendió a volar y llegó a nuestro balcón para cantarnos como nos gusta que nos canten.

ljkjMálaga bajo sus pies descalzos y un cielo naranja que despide el día y recibe a Mario Díaz. El anochecer sobre la azotea del Hotel Málaga Centro se envuelve en la brisa de calma que siempre suspira “Disfruta del momento”.

Los acústicos resultan diferentes, nos desnudan a los artistas pero pocas veces esa falta de artificio consigue traspasar, de verdad, la piel de los que escuchan, pero Mario lo consigue con tan sólo comenzar. De sus adentros nacen letras que caminan por un sentimiento profundo que no se olvida de la conciencia social, que crecen en los acordes de su guitarra y se hacen grandes en su particular e inmensa voz.

Un “Canto al Futuro” para intentar contagiar un poco de optimismo en estos tiempos que corren, precede a esas primeras voces que se arrancan en el público para entonar el “Dime que lo deje” el primer guiño a su pasado Aslándtico y que se ha convertido en uno de los temas bandera de aquellos años de fullería. No sería el único repaso a su trayectoria con los de la cementera, en el Málaga Centro se recordaban “Escarbando un túnel”, “Si me echas”, “Que calité” o encendían las ganas de bailar y la vena más festiva “Berrinche” o “Que trata de Andalucía”.

Y cuando el artista canta de adentro para fuera salen temas como “Miedo por dentro”, pieza que está también incluida en el nuevo disco de Chambao pero que el de Córdoba lleva a su terreno. Era la primera pincelada de su reciente nuevo disco “Está en ti”. El sencillo que da título a su segundo trabajo en solitario, era coreado a poco más de un mes en el mercado. Y funciona en las sonrisas del respetable con temas tan brillantes como “Cuando aprenda a volar” o de los que erizan la piel como “Igual que tú”. “Euros por duros” da un repaso esos impresentables de las puertas del congreso para adentro y nos devuelve a lo importante de verdad en “Tocar el cielo” y esas ganas de volver a sentir por dentro mucho amor.

Miradas con su magnífico compañero de escenario, José Marín, en busca del repertorio mientras brindan por una buena noche cuando les acercan unmd par de cervezas. El ambiente relajado se contagia y Díaz pregunta al aforo si hay peticiones y le caen de toda su trayectoria. Ha confesado y pedido disculpas por una contractura que no le deja disfrutar de cuanto quiere, pero lo cierto es que eso no le impide hacer lo que más le gusta, romper la barrera con el público. Agarra su guitarra y pasea sin micros su “Loco Corazón”, entre los presentes en esta noche llena de detalles que marcan lo especial de la misma.

Es la cercanía, arriba y abajo del escenario, de un tipo sin pretensiones de artista pero con el Arte en las venas. De apariencia tranquila y mente inquieta, como ha demostrado especialmente en este último álbum grabado junto al resto de la banda en una misma sala de estudio. Un sonido muy especial y que también se esfuerza en llevar a sus directos. Sus pies descalzos juguetean con un pedal que dota de efectos al acústico dándole un toque especial sin que sea en absoluto algo recargado.

Las horas se consumen por minutos que parecen milésimas de segundos y lo peor de un buen concierto es cuando va llegando a su fin y hay tantas ganas de más como las que inundaban la noche de Málaga. Por “Gloria Bendita” nos lleva a los bises en una canción inédita dedicada a un amigo y que enmudece la azotea prestando toda la atención a una letra preciosa en una melodía maravillosa, en estos momentos es cuando se hacen aún más mágicos los directos.

Ante la ovación “El Traidor” y “Del Sur pal Norte” cerraban la noche de Mario Díaz en los Live The Roof. Se despedía abrazado a José Marín brindando y dando las gracias a un público que no le iba a dejar irse aún, sin poder arrimarse al micro por cuestiones de horarios sorprendía con un par de temas a capella que terminaban, ahora sí, en el entusiasmo colectivo de “Quítate la venda”.

A Mario Díaz no le gustan las barreras de ningún tipo, ni las que rompe cada vez que se baja del escenario para acercarse a su público, ni los repertorios cerrados ni los horarios cuando hay ganas de más. Por todo ello, el de la mirada azul, hace grande cada concierto y cada encuentro. Por cierto, Feliz Cumpleaños, Mario.

Carolina Luis @CarolinaLuisF

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal