inicio
Miércoles, 02 Mayo 2012 09:00

El mal tiempo no impide las buenas caras en el Viña Rock 2012

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Evento: Viña Rock 2012. Villarrobledo (Albacete)

Fecha: Del 27 al 30 de abril

A pesar del frío, la lluvia y el barro, más de 60.000 personas han asistido a la XVII edición del festival Viña Rock.

El viernes 27 de abril lucía el sol y el calor incidía sobre la localidad albaceteña de Villarrobledo. Justo igual que el resto de la semana durante la que se fueron ultimando todos los preparativos. Nada podía fallar en la que ya era la XVII edición del festival arte-nativo Viña Rock.

A partir de las doce del medio día de este viernes, los asistentes ya podían acceder al camping para instalar sus tiendas, preparar sus toldos, sacar sus sillas y comenzar a entablar alguna que otra conversación con los vecinos. Al mismo tiempo, en la carpa de acreditaciones se formaban las primeras colas. Todos querían tener cuanto antes en su muñeca la pulsera roja que los identificaba como viñarockeros.

Y con unos instalándose, otros intentando encontrar el supermercado más cercano y otros soportando la enorme caravana formada en la entrada del pueblo, llegaron las ocho de la tarde. Hora en la que se abrían las puertas del recinto y que estarían abiertas durante los próximos cuatro días para las más de 60.000 personas que han acudido este año al longevo festival y que han hecho que se colgara el “sold out” en las entradas anticipadas. Esta primera tarde, eran siete los grupos encargados de comenzar. Los Platero, desde el escenario Legendario, inauguraban esta edición. Tras ellos, Gritando en Silencio, Iratxo, Envidia Kotxina, Betagarri, Eskorzo y Cerebros Destruidos hicieron posibles los primeros saltos del Viña Rock 2012.

Pero las previsiones meteorológicas apuntaban lluvias, frío y tiempo nublado durante este fin de semana y no fallaron. El sábado 28 amanecía con nubes y alrededor de medio día, las primeras gotas hacían acto de presencia. A partir de este momento, el Viña Rock quedaría marcado por la lluvia, también el granizo, el barro y los chubasqueros de toda índole. Pero nada de esto impidió disfrutar de todos y cada uno de los conciertos que había previstos. El recinto y los escenarios estaban preparados para todo tipo de incidencias meteorológicas aunque eso sí, contra los charcos era difícil luchar. Por eso, algunos decidieron unirse a ellos y chapotear cual niños.

Desde las cuatro y media de la tarde del segundo día y hasta las cinco y media de la madrugada, la música estuvo sonando en todos y cada uno de los cuatro escenarios. El Villarrobledo comenzaba con Mala Reputación y, después, con Kaotiko para llegar a su punto fuerte con la actuación de la veterana banda Barricada. Acudían al Viña Rock con dos novedades, la salida de uno de los miembros del grupo, “El Drogas”, y un nuevo disco, “Flechas Cardinales” que vio la luz el pasado 17 de abril. Tras ellos, Boikot, que también ha pisado ya numerosos años los escenarios del festival, volvían a hacer cantar a los asistentes, una tras otra, todas las canciones para terminar con dos de las míticas, “Cualquier día” y “Hasta siempre”. Después, Narco y, para concluir en ese escenario, El Noi del Sucre.

Por su parte, el escenario Legendario acogía desde las cuatro y media de la tarde a El Tío la Careta, la Raíz y los valencianos, Obrint Pas. Estos últimos ofrecieron su música y sus letras al mismo tiempo en que entre el público se iban formando varios castellers y diferentes banderas ondeaban. Tras ellos, La Pegatina concentraba a una gran parte del los viñarockeros que no querían perderse la diversión que este grupo ofrece en cada una de sus actuaciones. Más tarde, le tocaba el turno al grupo de ska-punk, The Locos que, con leves fallos en el micro de Pipi (cantante) incluidos, finalizó su actuación con “Resistiré”, una de las canciones de su primer disco. Y, por último, El Sombrero del Abuelo cerró el escenario Legendario por esa noche.

Por otro lado, el escenario Metálika, también estuvo sonando desde primera hora de la tarde y hasta las tres de la madrugada. Anima Sacra, Después de Todo, Koma, Su Ta Gar, Barón Rojo y, Lujuria que se incorporó al cartel al caerse del mismo Leo Jiménez (la actuación de éste se vio afectada por la reciente separación de su grupo, 037).

Y por el escenario Babilonia/Viña Clon, pasaron el segundo día Gran Pueblo, Hiroshima Pro, Gordo Master, Iván Nieto, Duo Kie, los cuales salieron al escenario con las caretas de Guy Fawkes, imagen ahora del grupo Anonymous. Durante todo el concierto derrocharon energía que contagiaron a su público del que se despidieron con una cita: “Se ríen de mí porque soy diferente. Yo me río de ellos porque son todos iguales” del mítico Kurt Cobain. Tras ellos, le tocaba el turno a Nach, Alberto Gambino & Kung-Fumetas, Shabu y los tributos, Metallica Tributo y Los Romanes.

El domingo 30 volvía a estar igual de nublado y poco cambio prometía el cielo, aunque no importó. En el escenario Villarrobledo, se dieron cita La Fundación, Los de Marras, Mamá Ladilla, Def Con Dos, estos últimos grupos de los más esperados los últimos días. Y sobre las once y media aparecía La Fuga. Banda que ofreció, sobre todo, clásicos. Gracias a esto, miles de viñarockeros pudieron cantar con ellos “Buscando en la basura”, “Majareta”, “Trampas al Sol” o, la gran sorpresa que se llevó todos los ‘oh’ de los asistentes, “Por verte sonreír”. También cogieron de improvisto a los allí presentes con una versión de “Ama, ama, ama y ensancha el alma” de Extremoduro para terminar con “P’aquí, p’allá”. Reincidentes fueron los siguientes en salir al Villarrobledo y, una vez más, llenaron toda la explanada del recinto. Con “¡Ay!, Dolores” como una de sus primeras canciones, consiguieron ganarse a todo el público. A partir de ahí, se sucedieron “Aprendiendo a luchar”, “El comercio del dolor” o “Sáhara Adelante”, entre otras. Durante el concierto, el cantante del grupo, Fernando, quiso dar las gracias a todos los que hacen posible que el Viña Rock continúe y siga siendo un referente del rock en nuestro país. El cierre de su actuación fue con “Vicio” seguida de “Jartos d’aguantar”. Y, el broche final a la tercera noche de festival en el primer escenario, lo puso Sínkope sobre las cuatro de la madrugada.

En el escenario contiguo, el Legendario, los conciertos comenzaron con Blackjack, Dinamo y Che Sudaka y continuaron por la noche con O’Funk’Illo, otro de los grupos que llenaron el recinto y les siguieron Ojos de Brujo para cerrar con los norteamericanos, The Toasters.

En el escenario Metálika, hacían acto de presencia La Grama, seguida de Fuckop Family, Non Servium, Therapy?, Gojira y Vita Imana.

Y en cuanto al Babilonia/Viña Clon se sucedieron a lo largo del domingo Exercit D’Alliberament Musical, Mitsuruggy, Putolargo y Legendario, La Puta Opepé, Morodo, Foreign Beggards, Los Chikos del Maíz que concluyeron con “S.O.S. Mc's de Combate” y se despidieron de los asistentes con un “nos vemos en las raves”. A éstos, los siguieron “The Buzz Lovers” y “De Acero”, tributos a Nirvana y Extremoduro, respectivamente.

Y, como todo tiene un final, el Viña Rock llegaba a su último día. El lunes 30, aunque no era fiesta para todo el mundo, poco se notó. Los viñarockeros que habían viajado hasta Villarrobledo seguían con ganas de disfrutar al máximo del evento y eso se notó en todos los conciertos del día.

En el escenario Villarrobledo comenzaba Gérmenes al que siguieron La Pulquería, el veterano Rosendo, Los Suaves y El Último Ke Zierre.

En el Legendario tuvieron la oportunidad de tocar desde Hambre de Rumba, La Rana Mariana, Bongo Botrako que revolucionaron al público e hicieron bailar a todos y cada uno de los allí reunidos, hasta Canteca de Macao, Huecco y El Puchero del Hortelano. Todos ellos, como años anteriores, reunieron a una gran cantidad de público.

El escenario Metálika, congregó este último dia a La Ley de Mantua, Hora Zulú, Obús, Sôber, Hamlet y Skunk D.F.

Y, por último, al escenario Babilonia/Viña Clon se subieron Chille MC, Fania Rodríguez y Klon Beats, Beroots Bangers, Ziontifik, Sicario, SFDK que fue otro de los grupos que contaron con un gran número de público dispuesto a tararear sus canciones al igual que el siguiente, El Chojin que se ganó a los asistentes desde un principio y con demostración incluida de por qué era el único de allí que tenía un record Guinnes. Pero, en especial, porque concluyó con una última canción que definió como su favorita, “Ríe cuando puedas”. A él le siguió Swan Fyahbwoy y el leitmotiv del festival, terminar cada noche con los tributos. Esta vez, le tocó a Fitipaldis Band (tributo a Fito) y Astrozombies (tributo a Misfits).

El encargado de cerrar esta edición fue Benito Kamelas desde el escenario Villarrobledo que comenzó su concierto a las cuatro de la madrugada. Éste le deseaba una larga vida al Viña y se mostraba muy agradecido por poder concluir este año y muchos de los que lo pudieron ver, también le agradecían a él su directo, “¡qué buenos son en directo!”, se pudo oír a una de las asistentes.

Y el martes ha amanecido, para poco variar, nublado. La lluvia e, incluso en cierto momento el granizo, también han participado en la recogida de las tiendas, toldos, mesas, sillas y demás enseres de los jóvenes y no tan jóvenes que han asistido al Viña Rock. Alrededor de las dos de la tarde, en la zona de acampada sólo quedaban unas pocas tiendas, restos de estos cuatro días, autobuses que se llenaban y atascos de nuevo en las calles y salidas de la localidad albaceteña para emprender la vuelta a casa.

Por Laura Moreno Iraola @Arualmi


Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal