inicio
Lunes, 26 Septiembre 2016 09:42

Arco en Live the Roof Barcelona

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

"Agosto llega al fin, septiembre ya está aquí."

Despedir agosto siempre cuesta. Despedir agosto es despedir el verano, las vacaciones, el tiempo libre. Septiembre es volver a la rutina, al trabajo, los horarios y el estrés. Por eso, en Live the Roof, se nos ocurrió que la mejor manera de despedir este cálido mes era programando un concierto de Arco en la azotea del Ayre Hotel Rosellón de Barcelona.

Arco es el proyecto de Antonio Arco (El Puchero del Hortelano) que, en este 2016, ha decidido empezar de cero y presentar “Uno”, un disco repleto de canciones autobiográficas con las que adentrarnos en los mundos de Antonio Arco y conocerle un poco más a fondo.

Cuando no has seguido la trayectoria de un artista, es difícil saber qué vas a encontrar en un directo suyo. Así pues, el concierto el pasado domingo fue toda una sorpresa para mí. El sold out que colgaba de la puerta era una garantía de que la azotea iba a lucir en todo su esplendor; y así fue. Si alguien como yo, acostumbrada a ir a conciertos de pequeño formato, todavía siente mariposas en el estómago al darse cuenta de lo cerca que va a poder disfrutar de ese músico al que admira, imaginad que debe sentir alguien que se encuentre frente a un escenario así por primera vez. A mi lado, entre risas nerviosas, un grupo de chicos comentaban sorprendidos la poca distancia entre público y artista mientras yo, poco a poco, me iba dejando llevar por su entusiasmo.

Acompañado por Gonzalo Vererda, Antonio Arco se plantaba ante el micrófono para desnudar, una a una, las canciones de “Uno” mientras, con cada una de ellas, nos dejaba entrever un poquito de él y de su mundo interior. ‘Vivo’, ‘La vida entera’ o ‘Castillo de naipes’ fueron algunos de los temas con los que el sevillano arrancó su concierto mientras yo restaba en un rincón a la expectativa. Y es que la magia de la música reside justamente ahí, en el hecho de poder disfrutar de un concierto que, a priori, no encajaría en tu estilo gracias a la pasión que pone un músico en sus canciones, en su forma de interpretarlas o, simplemente, en la manera de contar las historias que se esconden tras ellas. Si a todo esto, además, le sumas un público entregado desde el minuto cero, que canta, que ríe, que acompaña al músico (en las palmas y en los coros) y que se emociona con las historias que se cuentan… puedes acabar pasando una de las mejores tardes de domingo. Y es que reconozco que fui la primera en emocionarme con ‘Manuel’ (canción que Antonio escribió a su hijo con El Puchero del Hortelano). Y reconozco que reí con sus bromas, y que me arranqué a dar palmas (yo, que soy arrítmica) con ‘Equilibrio’ (por nombrar sólo alguna). Que disfruté viendo al público disfrutar con canciones como ‘Mamá’, ‘Un día perfecto’ o con la versión de ‘Te debo una rosa’, de Juan Luis Guerra que nos regaló. Disfruté viendo emocionarse a los niños que se sentaban en la primera fila y reconozco que me supo mal cuando Antonio dijo que con ‘Tiempo’ (también de El Puchero) el concierto llegaba a su fin. Porque Antonio Arco sabe cómo cuidar a su público, cómo hacerlo partícipe de sus canciones… y a mí esa hora y poco de concierto me supo a poco. Así que puedo decirlo: seguro que volvemos a cruzar nuestros caminos.

Por Bitta, @SorBittadelimon

 


Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal