inicio
Sábado, 30 Julio 2016 14:14

Christina Rosenvinge en Live the Roof Barcelona

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Desde que empezó el verano, parece que los domingos son menos domingos. Y eso se debe, en gran parte, a los conciertos que programa #43LivetheRoof en la azotea del Ayre Hotel Rosellón de Barcelona. El último que hemos vivido tenía como protagonista a Christina Rosenvinge que, acompañada del músico Emilio Saiz a la guitarra, hizo las delicias de los presentes con su melódica voz. Y es que con el “Maestro Emilio”, como ella misma lo presentó, las canciones adquieren una nueva sonoridad.

En un domingo de los más calurosos que llevamos este año, nada mejor que un #ginger43 fresquito para acompañar los primeros acordes de ‘Las horas’, canción con la que Rosenvinge iniciaba su actuación. El silencio y las caras embobadas entre el público acompañaron a la cantautora en canciones como ‘Romeo y los demás’, ‘La absoluta nada’ o ‘Esa señorita’ hasta que ésta pidió a los presentes que participáramos en los coros de ‘Alguien tendrá la culpa’.

La naturalidad con la que la cantante interactuaba con el público, bromeando sobre lo difícil que es tocar bajo el sol o haciéndonos partícipes de las historias que esconden sus canciones, hizo que no le costara nada meterse a éste en el bolsillo. Es más, a muchos se nos puso un nudo en la garganta cuando Rosenvinge interpretó ‘Jorge y yo’, una canción que la compositora dedica a su hermano y que, sin duda, fue uno de los momentos más emotivos de la velada.

Una hora y media, aproximadamente, fue lo que necesitó la madrileña para repasar algunos de los temas más célebres de su discografía como ‘Tu sombra’ (La joven Dolores, 2011) y ‘La muy puta’ (Lo nuestro, 2015) antes de finalizar la primera parte del concierto con ‘La tejedora’, canción que, junto a la anteriormente mencionada, también está incluida en su último trabajo.

De vuelta para los bises, Christina aparecía, esta vez sin la compañía de Emilio Saiz, para interpretar ‘Negro cinturón’, otro de los temas más conocidos de su discografía. Con el sol ya cayendo en el horizonte, Rosenvinge y Saiz de despedían con dos últimas canciones: ‘Liquen’ y ‘Mil pedazos’. Tras estas, y como no podía ser de otra forma, el público despedía a los músicos entre vítores y aplausos. Un aplauso que se alargó más de lo habitual demostrando que, el domingo, las cosas se hicieron bien.

Por Bitta, @SorBittadelimon

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal