inicio
Miércoles, 04 Mayo 2016 11:10

Freedonia en Teatro Alameda. La feria de mi niña

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

No, no se trata de la película de Howard Hawks. Aunque la protagonista de esta historia también es una mujer de armas tomar. Hablamos de Maika Sitté y de Freedonia, la super banda soul que impartió una lección magistral de talento y fuerza en el Teatro Alameda de Sevilla el pasado viernes 22 de abril, auspiciada por el ciclo de conciertos SON Estrella Galicia.

Pasaban de sobra las diez cuando se levantó el telón (qué gusto da decir que fue literalmente) y una suave intro instrumental comenzó a mecer a la formación al compás. Ocho elegantes músicos y una colección de sonidos para crear ambiente. Ya desde el comienzo, solicitaron la implicación de un público que, para cuando comenzaba a contagiarse y llevar el ritmo con las palmas, recibió al noveno componente sobre el escenario, Maika. Y entró como un ciclón.

Dignity and Freedom”, “Living’ on” y la divertida “You can´t stop us” fueron los temas elegidos, todos de su último trabajo, para dar rienda suelta al derroche de energía de una cantante que hipnotiza y provoca admiración a partes iguales. “Estamos encantados de estar aquí. Vamos a disfrutar”, avanzó. Complicado lograr una descripción fiel de las capacidades de la front woman de Freedonia, cuyo alcance sólo puede testarse en directo. Mil veces se recorrió la escena subida en unos tacones de vértigo, enfundada en un escueto vestido rojo, mientras el sudor le brillaba en la piel y la voz le ardía en la garganta.

I don´t need you” y “Skate” pusieron de relieve el apartado de vientos de la banda y su diálogo continuo con las cuerdas. Sin embargo, fue un sólo de harmónica el que inauguró “It´s gonna be fine”, el primer momento desde el comienzo en el que bajaron revoluciones. Lo que no bajó fue la intensidad de las cualidades vocales de Sitté que, subida en lo más alto y con la sala abrumada, abandonó el escenario para que la formación cerrara el tema con estilo.

Fueron tres cortes instrumentales, que comenzaron con “The Avenger”, los que hicieron de puente hacia la segunda parte del directo. Lo inauguró Maika reinventada en diva del soul con la deliciosa “Man like me”. Ataviada con un mono estampado y el sabor de una voz negra universal que no necesita contonearse para enganchar. Aunque bien es cierto que, cuando baila, hace temblar hasta los cimientos. “Dreamin about you” fue testigo del poder de sus caderas, convirtiendo el teatro en una suerte de flashmob que trataba de seguirle el ritmo con más intención que éxito. En “Working class”, la primera concesión a su anterior trabajo -del que también incluyeron “Running to nowhere”-, era ya imposible concebir cómo movimiento y voz pertenecían a la misma persona.

La reconocida “Crosstown traffic” de Hendrix, mostró su lado más funky en la versión de Freedonia mientras que el grito de guerra de “Shake your body” incitó a eso que tanto cuesta por esta recatada ciudad, el movimiento sin complejos. Pero asistir al derroche de la madrileña, una fiera escénica que dominaba los tiempos y a la audiencia a su antojo, era preferible a tratar de emularlo.

Un nuevo receso y una nueva vuelta de tuerca la de “The time has come”, donde Sitté da rienda suelta a su voz y se alía con los vientos para crear una suerte de himno atemporal. Nina Simone con “Don't let me be Misunderstood” se coló también en un repertorio que remataba este show rotundo y bien construido. La noche nos dejó como última escena a Maika de rodillas, arropada por la banda, y rendida al canto de una portentosa “Beggin’ you”. En realidad, éramos nosotros quienes debíamos rogar por ella. Y por que los derroteros de Freedonia continúen con el mismo rumbo: sin barrotes, sin barreras, sin límites, sin fronteras.

Por Elena Gato

Fotos Valentina Ricci

 

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal