inicio
Viernes, 16 Octubre 2015 22:20

We are The Quireboys and this is Rock And Roll

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Con la frase que titula esta crónica comenzaba el show de The Quireboys en la Sala Capitol de Santiago de Compostela. Un show lleno de actitud, sentimiento y puro rock and roll.

Como teloneros de los ingleses pudimos disfrutar de la magnífica banda de Ferrolterra The Five Strings Band, banda de hard rock con tintes sureños e influencias que van desde Lynyrd Skynyrd o Molly Hatchet hasta Whitesnake o Clutch. Liderados por Tony Torres a la guitarra y Jorge Bakero a las voces, ofrecieron un gran concierto en el que presentaron temas de su último álbum “Hellride”, así como clásicos anteriores de la banda. También hubo tiempo para alguna cover, como “Electry Worry” de Clutch o “Simple Man” de los Skynyrd.

Tras el oportuno descanso llego el plato fuerte de la velada, The Quireboys, una banda que lleva más de 30 años rebosando rock and roll allá por donde pasan, teniendo en la figura de Spike (cantante y alma mater) su mayor exponente, por el que parece no pasar el tiempo.

Pistoletazo de salida con “Black Mariah”, y sonando entre otras “Misled”, “There She Goes Again”, “Roses&Rings”, “Mona Lisa Smile”, “Whippin´ Boy”, “Tramps and Thieves”, “Hey You”, “Sweet Mary Ann”, y acabando el set con “7 O´Clock”, después de hacer que el público no parara de bailar, cantar e interactuar con un Spike muy comunicativo a lo largo de los primeros setenta minutos de actuación, para volver al escenario pasados cinco minutos escasos para interpretar la preciosa “I Don´t Love You Anymore” y dar por acabado el show con “Sex Party”, momento aprovechado por el frontman para presentarnos a la banda y que se lleven cada uno de ellos la merecida ovación por su gran labor, y dejando al respetable con una gran sonrisa y un muy buen sabor de boca después de esta fiestaza.

Griffin (guitarra) sigue siendo un líder en la sombra, a Paul Guerin (guitarra) se le ve un poco más aburrido que de costumbre, pero sigue siendo un grande a la guitarra, por su parte Keith Weir (teclados) sigue dominando el cotarro desde la parte de atrás. Pero sin duda, la esencia de esta banda es Spike, que sigue en un estado de forma increíble.

En general podemos hablar de una gran noche de rock and roll, en la que tanto el público como las bandas disfrutaron cada uno de los acordes que sonaron en la Sala Capitol.

Toni Gómez

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal