inicio
Miércoles, 15 Julio 2015 10:23

Ojeando 2015: hay algunos que se siguen arriesgando

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El evento que anuncia la llegada de los festivales de verano, el Ojeando, llegó en esta edición con un cartel de lo más atrevido y que no defraudó en lo más mínimo entre los numerosos asistentes.

Entre las blancas calles del pueblo de Ojén, la jornada del viernes se abría por una parte con el grupo granadino Dolorosa en el Escenario Plaza, conquistando a los más puntuales gracias a la bonita voz de Natalia, perfectamente acompañada por los instrumentos de Raúl Bernal, Fran Ocete, Dani Gominsky y Popi González (sustituyendo a Antonio Lomas en esta ocasión) y a través de temas que ya van sonando entre el público como La Vida es Triangular o su ya reconocida Canción Protesta, que consigue agitar a todo el que la escucha gracias a la controvertida letra de la misma.

Por otra parte, en el Escenario Patio, los jóvenes malagueños The Loud Residents preparaban el patio del colegio con la puesta en largo de su recién publicado EP For You, Lovers and Sinners, que parece tener bastante buena acogida, para más tarde dar paso a Guadalupe Plata. Los ubetenses hicieron intenso un repaso de sus discos con los temas más exitosos, aunque siempre centrándose en su último largo. Intenso, soberbio y… muy corto, desgraciadamente.

Tras ellos, un renovado The New Raemon subía al escenario con una banda de lujo para fascinar de manera excepcional a todos con un repertorio más que atrevido. No sonaron las que solemos ver en sus directos, pero sí que se escucharon fuerte otras como El Cau del Pescador, Fuera Complejos, aunque sí nos soltaría temas como La Cafetera o Simon y Garfunkel o los ya aclamados de su Oh, Rompehielos.

Ángel Stanich sería el encargado de subir nuestra adrenalina gracias al intenso directo tan cargado de energía con el que siempre se presenta. Los que se encontraban en el patio disfrutaron como niños (nunca mejor dicho) de su Camino Ácido, a la par que él y su banda demostraban por qué habían llegado tan lejos en tan poco tiempo.

Pero todavía quedaba noche por delante, pues aún tendrían que salir Niños Mutantes para ofrecernos otro de sus tan magníficos directos que tanto hacen bailar y cantar a sus seguidores. Y, aunque ellos recurrieron más a lo seguro, no hubo ningún problema para que se disfrutaran como los grandes que son gracias a canciones como Empezar de Cero, Hermana Mía, Caerán los Bancos, con un magnífico guiño a Grecia, o la coreada No Puedo Más Contigo.

Los murcianos Perro sorprendieron y enamoraron con una puesta en escena que no dejaba indiferente a través de temas que sonaban con fuerza como Gran Ejemplo de Juventud o La Reina de Inglaterra de su Tiene Bacalao, Tiene Melodía. La noche la acabaría Carlito Brigante Dj, quien también se atrevió a los platos poniendo temas que a todos contentaron.

Tras una primera jornada en la que ya nos habíamos enamorado de esta edición del festival, reponíamos fuerza, unos con a piscina, otros con las cervezas de los bares del animado pueblo, para continuar con una segunda noche que vendría bien cargadita y que abrirían los ya frecuentes del festival Stone Pillow.

Una de las estrellas de la noche, y digo una porque esta noche estuvo bien iluminada, fueron los malagueños Airbag, que vinieron bien cargados de su mejor munición. Gotham, Ladrones de Cuerpos, Hijos de Hawaii o La Bomba de Neutrones fueron algunos de los temas de su nuevo disco, Gotham Te Necesita, que presentaron ante un público entusiasmado, además de otros como Comics y Posters o Elena que hacían bailar, saltar y poguear con todas sus fuerzas a un público de todas las edades.

Tras la tormenta llega la calma, y de eso se encargó Sr. Chinarro, que tarareaba con nosotros las canciones de Grupo de Expertos Solynieve que sonaban mientras preparaba el escenario. Pero esa calma fue temporal gracias a la espléndida actuación de Luque, acompañado siempre de los mejores. Chinarro también se mojó con su repertorio, conquistando así a sus más fieles seguidores, que se regocijaron gracias a temas tan míticos como Los Amores Reñidos, Los Ángeles, Del Montón, El Rayo Verde o Una Llamada a la Acción o Droguerías y Farmacias y Mudas y Escamas de su último trabajo, Perspectiva Caballera.

Como ya se ha mencionado, el festival iba de atrevido y la noche del sábado de grandes estrellas. Y Xoel López no pudo hacer más que apuntarse a esto. Con una colorida decoración que gritaba el nombre del artista y acompañado de Charlie Bautista, Iván González “Chapo”, Miguel Rivera y Andrés Litwin (¿podríamos decir que también vimos a Maga?), a falta de Lola Garrido, el espectáculo del gallego (ya casi argentino) se hizo grande, sino enorme, para todos y cada uno de los que tuvieron la oportunidad de verlo.

La banda apostó por presentarnos casi al completo el nuevo álbum Paramales, sin dejar de atreverse incluso a cantar el tema en gallego A Serea e o Mariñeiro. Pero ni siquiera éste fue impedimento para que el patio les siguiera a las letras y los ritmos de aquí y de allí que nos traían. Los temas venían con una energía reveladora, sonaban más a grandeza, más a rock y un buen ejemplo de esto fue la versión que hizo de El Asaltante de Estaciones, solo de guitarra incluido, con la que puso los pelos de punta a más de uno. Tampoco podría faltar, para terminar de contentar a todos, las mitiquísimas El Amor No Es Lo Que Piensas o Que No, con la que puso el patio patas arriba.

Pero la noche seguía con grandes actuaciones gracias a la que venía de la mano de los vascos Belako. Potentes como ninguno, sorprendieron a todos con temas como Sea of Confusion, Southern Sea (Beautiful World), Mum e incluso fascinaron con su tema en euskera, Zaldi Baltza. ¿Quién dijo que en el sur no se cantara en otras lenguas?

Por último, llegaba el turno de El Columpio Asesino, quienes tampoco defraudan nunca y no sólo gracias al exitazo de su conocida Toro, sino que los pamplonicos saben lo que se hacen cuando se suben a un escenario y así lo demostraron con Babel o Ballenas Muertas en San Sebastián. Para finalizar, We Are Not Djs seguirían animando el patio para los que aún seguían con energía.

Se puede afirmar entonces que Ojeando 2015 ha sido una apuesta por lo auténtico, una apuesta por la calidad y, sobre todo, una apuesta valiente que ha conseguido convencer a todos los que invadieron las calles del pueblo durante su celebración. ¡Y que así siga!

 

Por Ana López @jamiiala

Fotos de Mar B. Zapata @desastreanimal

 

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal