inicio
Jueves, 21 Mayo 2015 17:48

Viaje a lo efímero

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Tulsa presentó su último trabajo, ‘La calma chicha’ dentro del ciclo de conciertos Sound Isidro en la sala Copérnico de Madrid

Cuando Tulsa empieza a tocar una de sus canciones, pareces estar sumergido en una nueva atmósfera desconocida. A ratos te asfixia, a ratos te hace sentir bien, pero la mayor parte del tiempo sobrevuelas tu propia mente, dejándote llevar por los paisajes que Miren Iza dibuja con su voz y sus acordes. Su concierto de presentación de ‘La calma chicha’ en la sala Copérnico de Madrid del pasado domingo 17 de mayo, dentro del ciclo de conciertos Sound Isidro, funciona como prueba de ese largo viaje mental. Desde Nueva York a Guipúzcoa, con parada obligatoria en Madrid. Era la segunda vez que sonaban las nuevas canciones en la capital, pero en esta ocasión algo parecía diferente. Quizá sería por los movimientos de hombros de Miren Iza, coquetos y al ritmo de la música, o por la nueva formación de la banda, que está consolidándose en cada concierto. O sería, tal vez, por estar contagiados del buen rollo y la luz desprendida por los teloneros, Tripulante y crucero.

‘La calma chicha’ duró poco más de sesenta minutos. Pero en ella hubo tiempo para todo. Para recordar el pasado con ‘Sólo me has rozado’ (tema de cierre de su primer disco) sonando imperiosa al inicio de la actuación o para hacer un guiño político a las próximas elecciones del 24 de mayo justo antes de sonar ‘Las flores’: “Es un domingo raro, como preelectoral… por Manuela, para que venga a cuidar de nuestro jardincito”.

Las instrumentales suenan contundentes, con engarces eléctricos casi sin fin en el trinomio que forman los temas del ‘Ignonauta’: El Baile, Bórrame del Mundo y Verano Averno. Las tres suenan igual de medidas, igual de cuidadas y atmosféricas que ‘Los ilusos’, momento justo en el que Miren y la banda salen uno a uno del escenario y nos dejan solos, con algún pedal enchufado y toda la nostalgia sobre los hombros.

Pero ‘La calma chicha’ esconde a voces el secreto mejor guardado de Miren Iza, el de saber hacernos bailar. El público levanta tímidamente los pies a ritmo de ese gran invento que es ‘Gente común’, despertando poco a poco del letargo emocional anterior. En esta línea brillará también una renovada y rítmica ‘Algo ha cambiado para siempre’.

Pero antes de que ‘Los amantes del puente’ saque el lado más pop de Tulsa, hay tiempo para un último homenaje: El que se hace la formación a sí mismos y “a todos los exiliados románticos que hay por ahí atrás”. Han ganado recientemente el premio a la mejor música en el Festival de Málaga por la película de Jonás Trueba, ‘Los exiliados románticos’ y Tulsa lo celebra cantando ‘Oda al amor efímero’ con ternura. Justo cuando comienza un nuevo viaje de algo más de tres minutos de duración.

Noelia Salcedo, @misitinerarios

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal