inicio
Martes, 17 Marzo 2015 09:24

Ecléctico Rodríguez

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

The New Raemon presentaba su nuevo álbum, ‘Oh, rompehielos’, en la sala madrileña Joy Eslava el pasado 13 de marzo

The New Raemon es ese tipo de artistas que nunca agotan su propio ingenio. O bien se adapta a las circunstancias o es su propio ánimo el que evoluciona hacia nuevos terrenos por explorar. Y no deja morir sus anteriores ‘yo’, sino que los reinventa y adecúa, hasta alcanzar el eclecticismo que siempre le ha representado. En la presentación en Madrid de su último disco ‘Oh, rompehielos’ el 13 de marzo en la sala Joy Eslava supo hacer converger todas esas posibilidades y aunar en un todo único y especial lo mejor de su mundo interior lleno de fantasmas y la alegría que desprende con solo abrir la boca.

Ya lo anunciaba poco después de salir al escenario “estamos muy excitados”, aunque eso sí, una advertencia: “vamos a tocar casi todo”. Y no falló. Hizo un repaso por casi toda su discografía en solitario. Se lanzó al escenario arropado por su banda de siempre y alguna incorporación (el exMaga Javier Bega al bajo) y con una decena de canciones nuevas. El público ha asimilado muy bien los nuevos temas, y los corean y bailan como si del clásico más conocido del artista se tratara. Es el caso de ‘Reina del amazonas’, primer single del nuevo álbum, pero también de ‘Oh, rompehielos’ o ‘El Yeti’.

Ramón Rodríguez, el hombre detrás de The New Raemon, pisaba el escenario radiante, por su buen humor y algo de guasa, pero también por su reluciente chaqueta blanca sobre camiseta promocional de ‘Oh, rompehielos’ en rojo. No era casualidad, venía interpretando un papel, “hoy he venido en plan Sony Croquet”. Ese blanco impoluto era el claro exponente de que el Ramón atormentado por las tinieblas se encuentra muy lejos, al menos de ese escenario.

En la casi hora y media de directo no solo hubo tiempo para interpretar más de una veintena de canciones, también para el monólogo y la risa. Destaca una versión improvisada del ‘Bailar pegados’ de Sergio Dalma. Al principio con predominancia de su último trabajo, después, con mayor presencia del primero (‘¡Hoy estreno!, ‘El cau del pescador’, ‘Saben aquel que diu’), el segundo (‘Sucedáneos’, ‘La siesta’), el tercero (‘Lo bello y lo bestia’, ‘El refugio de Supermán’) y, por supuesto, el cuarto, su disco más oscuro (‘La ofensa’, ‘Grupo de danza epiléptica’).

Ramón estaba de buen humor, y por eso se trajo a su buen amigo Miguel Rivera para dar forma al tema que ya grabaron anteriormente juntos, ‘La dimensión desconocida’. Pero antes, una versión íntima de ‘Elena-na’, solo rota por las risas al reconocer en mitad de la canción que “ya no me acuerdo de la letra, hace un huevo que la hice”, con coros plagiados del ‘Wicked Game’ de Chris Isaak incluidos.

Algo ha cambiado dentro de Ramón Rodríguez, y parece que sólo puede ir a mejor. Las canciones que antes le parecían cursis, ahora le parecen guay. Él mismo se lo pregunta: “antes solo tenía una canción feliz, ahora tengo varias más… ¿Qué me está pasando?”. Será cuestión de la perspectiva. Por eso canciones como ‘Tú, Garfunkel’ se convierten en clásicos capaces de cerrar un concierto en lo más alto, porque lo que antes duele en cada nota, de pronto se convierte en un buen recuerdo. Algo así como este directo de The New Raemon.

 

Noelia Salcedo, @misitinerarios

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal