inicio
Miércoles, 21 Enero 2015 08:25

Manos de Topo: bragas, bombas y otras canciones del montón

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Es indudable que Manos de Topo han ido ganando adeptos con el paso de los años. Quizá porque ahora está de moda ser distinto y que te guste lo diferente, quizá porque Miguel Ángel ya no llora tanto en sus canciones, o quizá, simplemente porque al final el público ha aprendido a aceptarlos y quererlos como son. Con sus virtudes y sus defectos (si es que tienen). Sea como sea, Manos de Topo están de suerte. A finales del 2014 presentaron su cuarto disco, “Caminitos del deseo”, y la gira de presentación no les puede ir mejor.

Es viernes, estamos frente a la puerta de la Apolo [2] y el público está expectante. Es el primer concierto que la banda ofrece en 2015 y las últimas entradas se venden en taquilla. Al final, han conseguido colgar el cartel del sold out. Manos de Topo aparecen sobre el escenario. Miguel Ángel y Sara parecen haberse puesto de acuerdo en cuanto a la indumentaria. Suena ‘Collar de macarrones’, la canción que da nombre a su nuevo sello discográfico.


A mi lado una chica le insiste a su amiga (que parece un poco perdida) que lo importante son las letras, que intente dejar a un lado la voz estridente del cantante y se centre en lo que cuentan sus canciones. Verdades como puños, dice. Tampoco pierde ocasión de hacerle saber cuáles son canciones favoritas (a juzgar por el entusiasmo, podríamos decir que todas). Sobre el escenario, la banda se muestra firme y segura. Se nota que llevan años sobre las tablas. Su sonido es cada vez más maduro y, prueba de ello, son las revisiones que han hecho de algunas de sus antiguas canciones rozando a veces la psicodelia. Otras, en cambio, se han vuelto más oscuras. La banda desgrana gran parte de su discografía alternando temas de todos y cada uno de sus discos: ‘Tragedia en el servicio de señoras’, ‘Fantasmas de tus agujeros’, ‘Ingeniería nupcial’, ‘La Estatua de la Libertad’… Entre canción y canción Miguel Ángel aprovecha para hacer gala de sus dotes de showman y nos suelta un discurso la mar de divertido sobre la importancia de comprarles su CD ahora ya que, según él, en unos años el CD volverá a estar de moda y todos nos moriremos por escucharlo a todas horas (y si no, siempre podemos usarlo para ahuyentar a las palomas y que no se caguen en nuestro balcón).

El segundo momento estelar llega con la presentación de ‘Tus bombas del Liceo’. Según la banda, esta canción habla de esas vocecillas interiores que le gritan a uno que hay que prender fuego a la Diagonal. A la Diagonal, y al Liceo, y a Barcelona en general. Bueno, menos al Apolo. Y de ahí, sin saber muy bien cómo, Miguel Ángel termina especulando sobre la posibilidad de que un desastre nuclear haya arrasado el mundo al salir del concierto y nosotros seamos los únicos supervivientes. Y claro, dado el caso, no nos quedaría más remedio que… ¡REPOBLAR EL MUNDO CON SEGUIDORES DE MANOS DE TOPO! Por ahora parece que nadie echa a correr. Claro, que habría que saber que opinan los de fuera. ¡Ah, no! Que esos están todos muertos.

En fin, aunque las nuevas canciones tienen una buena acogida, lo cierto es los temas más coreados por el público son los antiguos. Con ‘Tus siete diferencias’ la sala se convierte en un auténtico karaoke. Lo mismo pasa con ‘El cartero’.

Llega el momento de guardar silencio y prestar atención. Manos de Topo va a interpretar su canción más triste, ‘Bragas Bandera’. A juzgar por la reacción del público, parece una de las favoritas de este último trabajo (lástima que M. Ángel no nos deleite con su bailecito). ‘Morir de celos’ convierte de nuevo la sala en un hervidero y con ‘Pollo frito’ ponemos punto y final al grueso del concierto.

Una breve pausa y los chicos reaparecen de nuevo sobre el escenario para ofrecernos tres bises: ‘Mejor sin pijama’, ‘Es feo’ (que enloquece al público, una vez más) y ‘Lógico que salga mal’. Termina, ahora sí, el concierto y, con algo de decepción, descubrimos que fuera del Apolo el mundo no ha sido devastado (habrá quien suspire de alivio). Sea como sea, esa hora y media aproximada de concierto nos ha sabido a poco. Así pues, solo nos queda sobornar a alguien para que este próximo verano Manos de Topo estén presentes en todos los festivales del país.

Por Bitta, @SorBittadelimon

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal