inicio
Lunes, 19 Enero 2015 09:32

El estallido de Los Punsetes

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

La banda presentaba en directo LPIV en la madrileña Sala Joy Eslava el pasado 17 de enero

En la portada de su último trabajo (LPIV), Los Punsetes aparecen con los rostros borrados. Con aristas y curvas dondedeberían estar sus cabezas, como si éstas estuviesen a punto de explotar. Algo así debieron sentir al componer las canciones de este cuarto disco y mucho de eso es llevado al directo: mezclando la tensión eléctrica de las guitarras con la quietud a la altura del escenario. El directo de Los Punsetes plasma ese momento exacto en el que algo parece que va estallar y salir disparado en todas direcciones. Pero justo antes de eso, algo se congela y la tensión se prolonga durante los minutos de cada canción. Los Punsetes presentaron el 17 de enero en su ciudad, Madrid, su nuevo disco (LPIV). Lo hicieron en la Sala Joy Eslava luciendo orgullosos el mayor premio a la fidelidad, el del cartel de: “No hay entradas”.

Arrancaban con 'Nit De L'albà', del nuevo trabajo. Ni un saludo, ni una palabra fuera del repertorio durante toda la actuación. Pero ¿quién se acuerda? 'Tráfico de órganos de iglesia' o 'Alferez Provisional' se encargaban de hacer olvidar que Los Punsetes prefieren más darle a las guitarras que parlotear. Una aureola de cartón acompañó a Ariadna durante toda la primera mitad de concierto. Hierática, la vocalista emergía de entre las sombras, como una Venus que nace del mar al más puro estilo Lady Gaga en su etapa Artpop. Pero, en cambio, Ariadna defendía una a una las canciones si mover ni un dedo, como es habitual. Y nos encanta.

Los Punsetes volvieron con rabia no solo al estudio, también a las salas. Parece que recuperar el espíritu de los primeros trabajos les ha sentado bien. Y se muestran más jóvenes y traviesos en lo visual (los disfraces, los vídeos) pero también más maduros en lo técnico. La voz atonal de Ariadna no se mezcla con las trabajadas melodías de forma improvisada.

Llegan al BIS muy pronto, casi con solo cincuenta minutos de actuación, y dividen así el concierto en dos mitades perfectas. En esta segunda Ariadna reaparece disfrazada con un vestido picudo, que le hace parecer un bellísimo dinosaurio rubio platino. Aquí caen 'Dos Policías', 'Maricas' o 'Tus amigos'. En esta última el siempre exquisito acompañamiento visual se sirve de la bandera de Japón y los dibujos de Shin Chan y Ranma ½.

Pero aunque la banda parece haber recuperado sus dos primeros discos ('Los Punsetes' y 'LP2') en espíritu, en el directo los grandes protagonistas son el tercer y cuarto trabajo ('Una montaña es una montaña' y 'LPIV'). Prácticamente la totalidad de las 11 nuevas canciones sonaron en Joy Eslava, con una más que favorable aceptación por parte del público.

La gente se hincha para gritar 'Opinión de mierda', y convierte en clásico 'Me gusta que me pegues' casi desde el primer acorde. Este tema se encarga de cerrar el concierto y se despide dejando al público arriba. La gente tiene ganas de más, aunque están satisfechos. Justo en ese punto del ánimo en el que tras la euforia uno regresa a casa, permaneciendo durante un tiempo congelados en la eclosión rítmica, en el estallido de Los Punsetes.

 

 

Texto: Noelia Salcedo @misitinerarios

Fotografías: Alex Jerez @js_alex

 

 

 

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal