inicio
Lunes, 22 Diciembre 2014 12:26

Granapop: una noche de acordes solidarios

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El sábado tuvo lugar en Granada el festival más solidario de todos los que se realizan en la ciudad: el Granapop. Gente de diversos lugares se reunía en la Sala El Tren con el objetivo de pasar la noche disfrutando de música en directo a la par que apoyando una causa justa: la lucha contra el cáncer de mama.

Pero antes, en la misma mañana, nos pasamos por Discos Bora-Bora, pues el festival nos había preparado un aperitivo de presentación con de Lucía Scansetti en formato acústico. La madrileña, junto a su percusionista Álex, que poco a poco va haciendo su marca sin ni siquiera haber publicado aún su disco, nos presentó sus temas más conocidos como Sold Out o Dare, además de algunos temas nuevos que se pueden ver por sus redes, o la ya famosilla Alice In Troubleland, con la que terminó este concierto matutino.

Ya por la tarde, y con la rigurosa impuntualidad que exige cualquier evento de esta índole, pasadas las ocho y media entrabamos en la sala, para a los pocos minutos empezar a disfrutar del directo de Rufus T. Firefly. Los madrileños, que abrieron su concierto con Ours Is Fury, demostraron una gran calidad técnica y soltura sobre el escenario desde los primeros acordes. La sala se llenaba rápidamente a la vez que sonaban algunos de sus temas más conocidos, como Incendiosuicia o El Problemático Winston Smith. Durante su actuación el público estuvo un poco frío, tal vez por el desconocimiento de la banda, tal vez por la temprana hora que les tocó. Sin embargo, el grupo demostró la solidez de su propuesta, justificando sobradamente su inclusión en el cartel.

El siguiente grupo era conocido por casi todos los asistentes, pues se trataba de Royal Mail. El grupo, que poco a poco se va haciendo un hueco en la difícil escena musical, presentaba su hasta ahora único álbum, Royal Game, e iniciaron su actuación con la canción homónima. Algo llamativo de ellos sin duda fue la puesta en escena, todos impecablemente trajeados, si bien tardarían poco en desprenderse de sus chaquetas. No tardaron en llegar algunos de sus temas más conocidos entre el público granaíno, como A Place Beyond The Stars o Majesty, la cual el público incluso se atrevió a corear. Los problemas de sonido que sufrieron durante White Horses, su último tema, no desmereció para nada la actuación, y prueba de ello fue el buen sabor de boca que dejaron.

A unos minutos de las once de la noche, salía al escenario uno de los grupos más esperados por el público, L.A. Losmallorquines, con una carrera que rápidamente se va consolidando más y más, a pesar de que la voz de Luis Alberto no sonaba en sus mejores condiciones, ofrecieron una gran actuación basada en un setlist con los mejores temas del grupo. Empezando con un muy potente tema nuevo que ya presentaron con anterioridad en su concierto en Madrid, pasaron a Close To You, de Heavenly Hell, que despertó más de una sonrisa entre los fieles seguidores de la banda que demostraron las ganas que tenían de volver a escuchar ese tema en directo, dándole un enorme recibimiento. Paseándose entre álbumes y sonidos, era el turno de SLNT FLM con Over and Over. Under Radar y Oh, Why? provocaron un gran fervor en la sala y que se agrandaría con Dualize, a la vez que Older hacía bailar a todos y cada uno de los asistentes.

Dos días antes el grupo había presentado por la red el tema de avance del próximo disco que verá la luz en 2015, Secrets Undone, que ya se lo sabía más de uno, mientras los cuatro nos demostraban cómo en directo cobra magnitud. A la vez que Leading Role sobresalía por la intensidad del tema, Crystal Clear explosionó en una sala gratamente sorprendida al escuchar el mismo. Y es que los temas de su anterior largo son los que han conseguido enganchar a todos los seguidores del grupo. Preguntaba Luis al ver la reacción que si queríamos más, regalándonos así una emotiva Perfect Combination que de nuevo tocó los corazoncitos de todos. Y si estas dos consiguieron llegar a ese nivel, Stop The Clocks ya alcanzó la meta de ese infierno celestial que tan enamorados nos tiene.

In The Meadow se coló entre esos temas más añejos, pues también hubo sitio para otro de los clásicos de L.A. que pone los pelos de punta a cualquier oyente y que es The Sweetest Goodbye, dando paso así a un pequeño y merecido descanso. Tras esto, llegaría solo Luis Alberto para deleitarnos con una versión acústica de What I’m Fighting For, de su tercer trabajo (en solitario) Welcome Halloween y que sólo unos poquitos conocíamos y cantábamos (esperamos que pronto haya una reedición de los tres para poder disfrutarlos al máximo y por todos). Conmovedor aunque tuviera que parar para llamar la atención a aquellos que iban a conciertos para dedicarse a hablar como si estuvieran en un bar y sin respeto por el que está encima del escenario y los que sí les importa la música y el esfuerzo que hacen los que nos la traen.

El resto de músicos llegaban para maravillarnos con el encanto After All y la dureza de Rebel. Y de nuevo tocaba otra de ese tercer álbum, aunque esta vez sí más conocida por la audiencia ya que suele ser frecuente en sus directos, So Dramatic. El final, como de forma habitual, vino marcado por la intensa y cañerísima Outsider que hicieron cantar y saltar a todos. En definitiva, se trató de hora y media de energía y felicidad reflejada en cada uno de los que allí estábamos en la que los cuatro que se entregaron al máximo (aunque no puedo dejar de hacer una mención especial a Pep, que estuvo mejor que nunca).

Era entonces el turno de los otros cabeza de cartel, Neuman, por los que también había una gran expectación en la sala y que nos regalarían el mejor momento de la noche. You Fill My Heart fue la elegida para abrir este potentísimo directo de los murciano-granaínos. Y sólo hizo falta Turn It para demostrar el poder que tiene este grupo en directo y cómo lo transmiten a cada uno de los asistentes, dejando a más de uno boquiabierto. Asey o Oh No enseñaban las destrezas de los cuatro a una sala abarrotada que quería más y más de lo que estaban viendo.

Y si ya estábamos alucinando, los casi diez minutos de Too Pretty nos elevó a lo más alto con la fuerza que transmitía este tema que empezaba de manera más calmada y que poco a poco iba entrando en efervescencia hasta explosionar en un conjunto de sonidos mágicos, penetrantes y extasiantes. Pura brutalidad.

Conmovidos ya con lo anterior, la conocida Hell nos llegaba de la mejor manera posible con una batería que sobresalía por encima de todo. Bye Fear/Hi Love, otro clásico ya, sonaba de la misma forma entre el público que, desde el primer momento, acompañaba a las letras y se entregaba al grupo. El tiempo se les agotaba y Tell You, que se había ganado también un hueco entre las indispensables haciendo soltar adrenalina por la sala, nos traía un indeseado final.

Les estaban llamando la atención para cortar pero Neuman querían agradecer todo el calor que estaban recibiendo regalándonos su mítico final con Sil Fono, aunque esta vez bajo presión. Pero el público les animaba con todas sus fuerzas a seguir y ellos, emocionados ante la situación, se volcaron aún más para conseguir su propósito. La conexión existente entonces entre el público y Neuman hizo de ése un momento único y mágico que difícilmente se olvidará y que consiguió vencer esa traba de tiempo, terminando con el telón cerrado y los asistentes gritando de emoción y pidiendo más.

A eso de las dos y media de la madrugada los granadinos Plastic Frostik Machine subían al escenario para presentar con un sonido impecable su álbum Playful. Empezando con The Room, hicieron bailar al público que se había quedado tras el concierto anterior. Compartieron con éste más temas como Smile, Elitronica o She’s Late.

Bye Bye alteraba a toda la sala, que disfrutaba al máximo con el gran directo que estaban ofreciendo, y es que, aunque estamos muy acostumbrados a ver a estos chicos por Granada, tener la oportunidad de disfrutar de ellos en una sala como ésta era impagable. Se despidieron, como es habitual, con su magnífica versión de What Is Love de Haddaway, revolucionando así a todos que no pararon de bailar en ningún momento.

Minutos más tarde y ya por último, subían al escenario Varry Brava, otros de los esperados de la noche, a pesar de que la sala ya se había ido vaciando poco a poco. Y con ellos llegó la verdadera fiesta pues, cuando estos se suben a un escenario, no pueden hacer otra cosa que alborotarlo.

Empezaron presentando su nuevo disco Arriva al ritmo de Playa y Reina, pero no tardarían en sacar las joyas de su anterior trabajo. Calor, que terminaba enganchándose a Subimos, provocó agitación entre los asistentes que no paraban de saltar. Ritual sirvió de precalentamiento para lo que venía, pues cuando sonaron las primeras letras de No Gires, en la que aprovecharon para sacar con ellos a Daniless y Mikiross (Independance Club), la sala estalló en ovaciones y se convirtió en una verdadera pista de baile, recordándonos a dos años atrás, cuando bailábamos el mismo tema en la tercera edición del Granapop (¡cómo pasa el tiempo!).

Y seguíamos saltando, aunque un poquitín más calmados, con la Fiesta que nos traían los de Orihuela. Salía Óscar para volver con un modelito diferente, a cada cual más hortero-ochentero y seguían con Templo. Y, para felicitarnos las fiestas de la manera más divertida posible, nos presentaban Navidad, el villancico navideño que ha realizado junto al cantante de Second, Sean Frutos.

Temas como Fan o Fantasmas iban sirviendo de despedida a ritmo de disco, mientras que aprovechaban para agradecer a todos por ese gesto tan solidario y, sobre todo, a Raúl y todo el equipo de organización que tanto esfuerzo habían puesto para que el evento saliera lo mejor posible. Era la hora de terminar y no podía ser de otra forma que con su aclamada Oh, Oui Oui, que tanto gusta entre sus seguidores.

Después de tanto bailar, las casi ocho horas de música que llevábamos encima empezaban a pesar, así que los asistentes aprovecharon para ir marchándose en el bus que había puesto la organización de vuelta a la ciudad. Debido que ya no quedaba casi nadie en la sala, se decidió cancelar las sesiones programadas de Daniless y Corrientes Circulares Djs (¡para la próxima los esperamos!).

Así llegaba a su fin un evento que apostó por la mejor música como excusa para sacarnos nuestra vena más generosa y solidaria. El cambio de sala respecto a otras ediciones hizo que los directos ganaran, pero es cierto que tantas horas seguidas sin parar y, terminando tan tarde, fue un impedimento para que pudiéramos disfrutar del festival entero. Sin embargo, la siempre atenta organización, el grupo de voluntarios y colaboradores, los solidarios músicos que no tuvieron problema en sacar algo de tiempo por la causa y, sobre todo, el público, hicieron que esta quinta edición del Granapop resultara de sobresaliente. ¡Bravo a todos y gracias por dejarnos participar! #VaPorEllas

Por Ana López @Jamiiala y Juanki @juankipua

Fotos de Mar Brescia @desastreaanimal

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal