inicio
Lunes, 14 Octubre 2013 16:03

Un final perfecto para el ciclo Live the Roof 2013

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

Sábado por la noche, día festivo en todo el país y cierre del ciclo de conciertos en las azoteas Live the Roof hasta nuevo aviso.No se me ocurre mejor forma de “despedir” el verano, ni tampoco se me hubiera ocurrido mejor compañía. Tras poder haberles visto en la provincia el pasado julio en el festival Ojeando, suben a las alturas del hotel Málaga Centro los granadinos Napoleón Solo.

Pasaban las diez de la noche, cuando en una azotea repleta (último sold-out de la temporada) aparecían Alonso y compañía para hacernos pasar un buen rato.Podríamos calificar el formato como semi-acústico, ya que a pesar de lo reducido del espacio, la banda venía provista de un buen arsenal de guitarras, una batería acústica e incluso un pequeño sintetizador.


Arrancaba la noche con un tema, que aunque dé título al último trabajo de los granadinos, no aparece en el álbum, La chica disco. Y sirvió perfectamente de preámbulo para empezar a desgranar su segundo LP, publicado el pasado año. Les siguieron, tras el obligado saludo a los allí presentes Si el mundo no se acaba, Desastre no. 1, o Dama de cara blanca donde pudimos disfrutar de todo el equipo sonando al unísono, sintetizador incluido y empezaban las primeras palmas y bailoteos por toda la terraza. Pero quedaba aún mucha tela que cortar...


Como es obvio, el disco con el que debutaron, En la ópera, también tenía su espacio reservado en esta noche tan especial. Y que mejor manera de estrenarlo que con una de las favoritas del público (esas cosas se notan bastante cuando la voz de Alonso queda incluso en segundo plano), Perdiendo el tiempo. Tras ir desgranando poco a poco el corto pero magistral repertorio, y con esa forma de expresarse tan característica del cantante Alonso Díaz, nos propusieron hacer el juego de la silla para el tema El intercambio, pero claro… había apenas una decena de sillas para unas 60 personas, así que aquello no llegó a cuajar. Pero eso sí, el ambiente ya se había terminado de enfriar por completo, lástima que todo lo bueno Tiene que acabar? No, no iba a acabar con este tema, pero que mejor canción para avisarnos que terminaba la primera parte del concierto, “¿sabíais que este concierto en realidad son dos conciertos?” No, Alonso, no lo sabíamos pero nunca está de más una paradita para ir a por otra cerveza a la barra e ir comentando como va la noche. La segunda parte, tras un pequeño percance (una guitarra decidió que si tenía que acabar en ese momento) arrancó con una improvisación que por lo menos yo no supe descifrar.Pero luego vendrían los temazos infalibles que hacen siempre que el fin de fiesta sea apoteósico: la Ramira incluida en Chica Disco, y dedicada a todas las ramiras? presentes, se adelantaba a la Lolita del primer álbum.


Los últimos cuatro temas de la velada se veían venir. Empezando con Sospecho sospecho, que quizá puede haber sido el tema más bailado de la noche, y siguiendo con Antes de que ocurriera, llegaba el turno del falsete más coreado y la canción más cool de todas, Lolaila Carmona. Si terminaban la primera parte con Se tiene que acabar, sólo se nos ocurría un tema que viniera más al pelo para despedirse definitivamente del público malagueño. Auuuuu auuuuu… Adiós ponía el punto final a este conciertazo de Napoleón Solo, y también a la temporada de conciertos en la azotea Live the Roof.

Un final perfecto hasta el 2014.

Crónica: Cristóbal Fernández @cristobaltroba

Fotos: Eduardo Romero @eduromma

Vídeo: @naashitaa

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal