inicio
Jueves, 08 Agosto 2013 09:25

CRÓNICA RESURRECTION FEST 2013

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

 

El Resurrection Fest se confirma un año más como uno de los mejores festivales dentro del del panorama heavy, hardcore y metal en Europa. Pudimos disfrutar de un viernes y sábado llenos de calidad y potencia musical de manos de bandas como: Bad Religion, Slayer, Millencolin, Exodus o Black Flag.

Por motivos laborales no pudimos asistir a la primera jornada del festival, jueves 01 de agosto, de hecho el viernes no llegamos al recinto hasta las 20:00 h. Una lástima, ya que entre otros nos perdimos las actuaciones de Jello Biafra, Lamb of God, Trivium o Madball; pero, tal y cómo está esté país cualquiera se atreve a jugársela en el trabajo.

Nada más llegar a Viveiro se hizo presente el ambiente metalero existente en la villa. Para poneros en situación: Viveiro es una pequeña villa en la costa de Lugo, situada a unos 90 km de la capital de la provincia y con una población de unos 16.000 habitantes. Sin embargo, pese a estar situado en la periferia del mapa de Europa, incluso de España, y pese a no estar cercana a ninguna gran urbe, cada año, desde hace 8, logran reunir a miles de personas de toda Europa, gracias principalmente a la calidad de sus carteles, a su organización y a la amabilidad de sus vecinos, los cuales se vuelcan con el festival durante varias semanas.

Si algo se notaba este año es que el “Resu” ha crecido, se ha hecho grande: es un festival de tres días, con tres escenarios, con zona de prensa (muy cómoda por cierto), y con bandas en exclusividad para España como Slayer o Bad Religion. Este crecimiento se refleja en la asistencia del público, este año se ha alcanzado los 30.000 asistentes durante todo el fin de semana, cifra que solo un puñado de festivales en España es capaz de superar.

Empecemos, pues, a revisar lo vivido en el festival durante las jornadas del viernes y del sábado.

Viernes 02/08/2013:

Tras entrar al recinto, inspeccionar el terreno y saludar a conocidos (que no eran pocos) nos dirigimos al escenario principal (Monster Stage) para ver a la banda americana de trash metal Exodus. El repertorio del show de los de California estuvo compuesto por temas de sus discos más clásicos (“Bonded by Blood”, “Fabulous Disaster”) y por algunos de sus álbumes más recientes (“The Atrocity Exhibition”, “Exhibit B: The Human Condition”). Entre otros sonaron: “The Ballad of Leonard and Charles”, “Beyond the Pale”, “Children of a Worthless God”, “Iconoclasm, “The Toxic Waltz” y “Strike of the Beast·”. Al principio del concierto, hubo pequeños desajustes con el sonido, sobre todo con los graves, generándose una muralla sonora entre bajo y batería que apenas permitía distinguir la voz.

El siguiente concierto al que acudimos fue el de Slayer. Eran la banda más esperada del día, y probablemente del festival, y no decepcionaron a nadie. Técnicamente perfectos, el grupo de Kerry King y Tom Araya, que demostró mantener en forma su fuerza vocal, desgranó un repertorio que unió piezas históricas con temas de sus últimos trabajos. Abrieron con la poderosa “World Painted Blood”, la cual nos puso firmes y nos hizo prever lo que nos esperaba durante la siguiente hora y media. Sonaron temas como “War Ensemble”, “Hate Worldwide”, “At Dawn They Sleep”, “Postmortem”, “Die by the Sword” o “Seasons in the Abyss”. Para el tramo final se reservaron el armamento pesado, enlazando: “South of Heaven”, Raining Blood”, y “Angel of Death”. Rindieron homenaje al recientemente fallecido Jeff Hanemman con un espectacular mural al fondo del escenario.

Tras Slayer pudimos disfrutar un rato del concierto de The Exploited, punk clásico lleno de letras combativas. Lo cierto es que pese a no conocerlos demasiado me gustó mucho el show. En ese instante el público estaba completamente entregado y los “circle pit” se encadenaban con “pogos” de cientos de personas.

Para acabar la noche del viernes asistimos al concierto de la banda sueca de punk Millencolin. El sonido de este grupo era mucho más melódico que el del resto de bandas del día, quizás hubiera sido más acertado que tocaran el sábado junto a bandas como Bad Religion. Sin embargo, ofrecieron uno de los conciertos que más me gustaron de todo el festival, con un sonido limpio pero muy enérgico y con temas llenos de melodías y aroma skate. Es una alegría escuchar en directo clásicos de la adolescencia como "No cigar” o “Penguins & Polarbears”.

Sábado 03/08/2013:

El sábado, se presentaba como un día largo. La primera banda que queríamos ver, Horn of the Rhino, tocaban a las 16:30 h. y la última, Biohazard, finalizaría su actuación a las 03:20 h.; en medio unas 11 horas de historias, anécdotas y metal, mucho metal.

Horn of the Rhino sonaron como una auténtica apisonadora. Con un sonido muy stoner nos llenaron de energía para no caer tentados en una más que necesaria siesta. Menos mal que son españoles y seguramente será fácil volver a verlos en sala o en otro festival cercano, porque nos dejaron con ganas de más.

Los siguientes que pudimos ver fueron los asturianos Toundra, uno de los conciertos a los que, personalmente, más ganas le tenía. Sonaron perfectos, la gente se entregó a ellos, los que los conocían porque ya sabían lo buenos que son y los que no los conocían porque descubrían un regalo para los oídos. Fuerza, energía, atmósfera y guitarras son algunas de las palabras que se te pasan por la cabeza al recordar su show.

La siguiente parada en nuestro viaje por el Resurrection Fest fue en el show de una de las bandas hardcore más clásicas, Black Flag. Su concierto fue bastante peor de lo esperado, sobre todo si se tiene en cuenta que son unos de los padres del hardcore, y estaban tocando en uno de los más importantes festivales del género en Europa. Sobre el escenario se veía una banda apática y muy por debajo del nivel de sus discos y de los videos de sus conciertos de sus años dorados.

Tras la “bandera negra” llegaba el concierto más esperado del día: Bad Religion. Como suele ser habitual en ellos, ofrecieron un muy buen concierto, perfecto técnicamente y sobre todo en entrega. El único pero, los ajustes de sonido que sonaron muy saturados, el bajo reverberó durante casi todo el concierto. El repertorio que conformó la actuación estaba lleno de clásicos, aunque con temas de casi todos sus discos, lo cual es admirable, ya que gozan de uno de los repertorios más envidiables e imbatibles del punk, pero lejos de ceñirse a los clásicos, evitan el camino fácil tocando temas de sus últimos trabajos. Sonaron entre otras: “Recipe for Hate”, “Suffer”, “Sanity”, “Do What You Want”, “Come Join Us”, “Punk Rock Song”, “American Jesus”, “Sorrow”, “You”, “No Control” o “21st Century (Digital Boy)”.

La última banda que vimos en este gran Resurrection Fest fue Biohazard. Los de Brooklyn ofrecieron un concierto más que correcto. La gente estaba bastante cansada a estas alturas de festival, y eso se notaba, pero seguían formándose algunas pogo entre las primeras filas. Los autores de aquel memorable “Urban Discipline”, obra cumbre del hardcore norteamericano, presentaron un setlist repleto de clásicos, sin concesiones: “Black and White and Red All Over”, “Punishment”, “Shades of Grey”, “Urban Discipline”, “Down for Life”, “Taless from the Hard Side”, etc… Hora y pico de hardcore noventero que cerraba nuestra presencia en uno de los grandes festivales del verano en España.

Esperemos que sigan manteniendo el nivel del festival durante los próximos años… todo hace pensar que será así, porque ya tenemos primer confirmado para el Resurrection 2014: NOFX!!!... anuncio que hicieron público poco antes de la actuación de Bad Religion. Así que, desde ya esperamos con ganas la 9º edición del festival.

Toni Gómez

Medios

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal