inicio
Lunes, 29 Abril 2013 10:09

Aaron Thomas en Sevilla

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Votar)

Hace ya unos años, por el 2010, que Aaron Thomas no pisaba Sevilla. Y se echaba mucho en falta. Aquella vez era para presentar su segundo disco,’Made Of Wood’, solo y agarrado a su preciosa guitarra nos presentó una a una las canciones de uno de los discos de aquel lejano y tan ansiado año. Tras varios años, este fin de semana era la fecha elegida para volver a la misma sala y hacernos disfrutar de nuevo de su música, en Live The Roof tuvimos la oportunidad y gran placer de disfrutar de lo que es su tercer trabajo en directo y se ve como en estos años han pasado muchas cosas, vivencias, sentimientos y situaciones que han derivado en lo que es un nuevo trabajo,’The Blues and Greens’, del que es difícil desprenderse y del que uno tiene muchas dudas de elegir una canción favorita.

Esta vez, Aaron se rodeó de unos fantásticos músicos, que juntos hacen uno de los directos más cuidados que recuerdo. Se nota que lo suyo es el coger las guitarras y tocar y volver a tocar porque es eso lo que les enamora, derrochan ese amor por la música que todo músico debería de derrochar en cada concierto que da. Esos amigos son el genial Marcus Doo a la guitarra, bajo y coros de ‘Marcus Doo and the Secret Family’, el siempre sorprendente y carismático Xisco Rojo al bajo, acordeón, coros y lo que se preste y Fabrice Gamon a la dulce bateria, que junto a Aaron formaron un tándem difícil de olvidar y nos presentaron este disco tan maravilloso que podemos disfrutar. Fue allí cuando nos dimos cuenta de porque Aaron decidió presentar antes el directo que el formato físico del disco, ya que es ahí donde de verdad se ve la magnitud de este fantástico músico y es donde mejor defiende su trabajo porque arriba del escenario disfruta y hace disfrutar a los que tienen la suerte de poder pasar un rato con él y sus canciones. Y desde aquí, le deseamos que siga siempre arriba del escenario porque es ahí donde de verdad hay que ver a los artistas como él.

El concierto como ya dije fue una presentación de este nuevo trabajo, no quiso mirar mucho a sus antiguos trabajos, y por eso nos presentó una a una sus canciones empezando por la dulzura de las guitarras de ‘Kamikaze’ que daba el chispazo de salida al concierto para después seguir con ‘I’m sorry’ donde nos explicó lo difícil que a veces resulta decir ‘lo siento’ a esas personas que queremos. Este inicio dio pie a la presentación de su single ‘How We Got Started’, canción que fue la elegida para ser la cara visible de este disco y de la que tenemos que decir que la elección no pudo ser más acertada porque es una de las múltiples maravillas que este disco nos deja.

El concierto siguió por esos derroteros canción a canción y ellos fueron ganando en confianza ante un público que no dejaba de maravillarse por las melodías de ‘Out of your hands’ o ‘Night time’, y ante la voz tan peculiar que Aaron tiene y con la que juega a ganarse los días. Con esto, llego la hora de mirar hacia atrás por un momento lo que provoco que ‘Wasted or Crazy’ sonara acompañado por la banda para volver con ‘Windows’ que hizo las delicias de los allí presentes.

Para este momento el concierto llegaba a su fin y el último tramo del concierto se centró en el pequeño homenaje al banjo y armónica con el que nos deleitaron en ‘A fool like me’, lo que provoco que las sonrisas no dejaron de deslumbrar y los ritmos invadieran los cuerpos como en ‘Second Look’. Con este final la banda decidió bajarse del escenario y dar rienda suelta al genio que tenían al lado para disfrutar de él ya que Aaron Thomas y su guitarra nos dejaron boquiabiertos gracias a la fuerza y las ganas que demostró en su última canción, ‘Kill this City’, que nos dejó impresionados por esa locura con la que se dejó todo lo que ya se había dejado antes y más y que provoco uno de los maravillosos momentos por lo que uno va a los conciertos, ya que es en esos momentos de locura que tienen los artistas cuando más nos hacen disfrutar y con los que nos dejan alucinados y se ganan al público, esos momentos son los que uno disfruta más en los conciertos, esa desnudez con la que se desgañitan sin preocuparles nada, simplemente por el hecho de disfrutar y hacer disfrutar. Con aquel maravillo momento termino el concierto de un enorme artista que esperemos siga ahí arriba por mucho tiempo porque no nos alegraría más saber que seguirá ahí y volverá pronto a hacernos disfrutar de nuevo. ¡Gracias Aaron! De verdad que ¡Muchas gracias!

Foto: (Archivo)

Por Antonio Fº Belmonte Rodriguez

@Antbelrod

Inicia sesión para enviar comentarios
  • Facebook Page: 420618674634648
  • Flickr: livetheroof
  • Twitter: livetheroof
  • Vimeo: user7989057
  • YouTube: livetheroof
  • External Link: www.spotify.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Si necesita más información sobre las cookies que usamos, y cómo borrarlas pulse aquí. También puede consultar nuestro aviso legal